• slidebg1
  • slidebg1
    Una previa de mis mas recientes obras

Obras mas recientes

Los Olvidos de Dios

Jamás asistí a la escuela, soy pues un analfabeto, uno más de los miles que habitan este cruel mundo. Estoy convencido de que nunca debí haber nacido. Acostumbro a pasar el día revoloteando por los caseríos, buscando algún cachuelo, cargar bultos, costales de frutas, canastones y hasta muebles, limpiar las aceras, o un mandado a las mujeres mayores, para que alguien me regale un bocado o me ofrezcan unos cuantos centavos; algunos con lástima me lo daban, pero no sin antes decirme que mis andrajos huelen mal y que busqué un sitio para bañarme. En el recuerdo me veo caminando por sus calles de podredumbre, tugurios de gente que como yo deambulaban sin saber a dónde irían a parar. Los días transcurrían con la misma rutina, sin que ninguna voz, ningún crujido ni siquiera el silencio consiguiera interrumpir mis recuerdos. Lloro largamente todo mi espanto callado, me lleno de estremecimientos que recorren mi cuerpo de arriba abajo, luego los sollozos van retardándose, no me muevo, no digo ni una palabra, un silencio morboso acalla toda mi angustia y desesperación.

SOLICITAR LIBRO

Herejias de la Palabra

Los cruces se alzaron para aplacar al odio de los hombres, más el odio se expandió envuelto en falsa piedad. El vientre de la noche, vomitando blasfemias, las voces resuenan con dolores amargos, provocando rasguños en el corazón. Tallada en madera de roble va la imagen. Caballos alados, grifos, harpías, górgonas, efigies, bufones, pegasos, peculiarmente extraños, desfilan con sus rostros impasibles.

SOLICITAR LIBRO

Arroros y Nanas

NANA DE LOS NUMEROS.
Suena una campana,
luego suenan dos
y si suena otra,
cuantos ninos son.

Una, dos, tres,
cuatro, estan repicando,
cinco son las beatas
seis son sus rosarios.

Vamos a oir misa,
vamos al santuario,
siete son los monjes
dentro de ocho habitos.

SOLICITAR LIBRO

El Pez de Vidrio

Muy Pronto, previa en linea.

SOLICITAR LIBRO

Un Secreto a Voces

- !Santo Dios!..... exclamó la señora Vera dando un tremendo salto, por poco cae a una charca repleta de jacintos, pececillos y renacuajos. Los ojos se le agrandaron del susto.
- !Vaya! !vaya!, coreó el esposo..... has dado un traspié, en ocaciones puede ser fatal. Debes tener mas cuidado y mirar bien por donde andas.
- No debes preocuparte, el agua es mi segunda casa,..... no lo olvides, contestó la ranita con voz estridente.
SAPITO Y RANA SOMO LOS VERA, ¿ESTA MAÑANA QUE NOS ESPERA?
El señor y la señora Vera, eran dos ranas conocidas por todos los habitantes del bosquey más allá..... más allá..... a lo lejos,.... allá donde se perdía el horizonte, también los lugareños daban razón de ellos.
El estrecho sendero los llevó hasta el arroyuelo de cristal. Se miraron coquetones en sus transparentes aguas.
Sus frescos vestidos verdes y sus pechos blancos eran realmente vistosos y aquel que los veía por una sola vez jamás podía olvidarlos.
El sol resplandecía ardiente en este cálido verano y un extraño fulgor impregnaba hasta el confín más lejano llenando el ambiente de humedad y hastío. Si señor,.... así como lo oye, de hastío, que es lo mismo que decir, de aburrimiento. El calor era sofocante y presagiaba un torrencial aguacero.

SOLCITAR LIBRO

SOLICITE SU LIBRO!

MAYOR INFORMACION

Element

Become a Member


Continue